Quienes Somos

INTRODUCCION
Miscelanea - Asociacion iberoamericana de Logoterapia
OBJETIVOS
Miscelanea - Asociacion iberoamericana de Logoterapia
VIDEO INSTITUCIONAL
Miscelanea - Asociacion iberoamericana de Logoterapia
Historia

• AESLO
• SMAEL
• CEVF
Miscelanea - Asociacion iberoamericana de Logoterapia
 

Historia de la SMAEL
Sociedad Mexicana de Análisis Existencial y Logoterapia

Visión Restrospectiva y Prospectiva de la Socieda Mexicana de Análisis existencial
y Logoterapia, S.C.

“Buscando Rutas, Encontrando Sentidos”

Una Semilla Viva
El 19 de septiembre de 1985, un terremoto destruyó parte de nuestra ciudad de México dejando miles de muertos y heridos, mutilados y huérfanos, ruinas humanas profundamente desgarradas por pérdidas abrumadoras. Fue entonces cuando la figura de Víktor Frankl reapareció de manera central en mi vida; los recursos que el aplicó en su vivencia ante situaciones igualmente dramáticas mucho tenían que ver con la ayuda que “topos” y socorristas demandaban en busca de apoyo.
Aquellas arduas sesiones de trabajo en el Instituto que entonces yo dirigía, conviviendo intensamente con quienes hoy denomino “héroes logoterapeutas”, me hicieron reverenciar a la muerte, respetar y compartir el dolor, masticar la culpa de sobrevivir al desastre monumental obedeciendo los caprichos del destino, y admirar a los seres humanos que son capaces de poner en riesgo su vida para servir a los demás. Los recuerdo anhelantes de recibir consuelo sin haber dormido por muchos días y oliendo a muerte.
En medio de la crisis, pude darme cuenta de que mi preparación era insuficiente para apoyar a esos seres dolientes que frente a mí lloraban su impotencia para rescatar a un niño sepultado por los escombros de un hospital, o para amputar la pierna a una mujer embarazada bajo una estructura de acero retorcido. Empujados por la voluntad de ayudar, se lanzaban a actuar arriesgando sus propias vidas y yo, aterrada, escuchaba sus narraciones ofreciendo solamente empatía y contención a sus estremecimientos de horror y dolor. Y cada noche me quedaba el sentimiento de que era posible hacer algo más por ellos.
Aquella situación fue un tremendo desafío para mi capacidad de amar, para mi inteligencia y para mi sensibilidad a flor de piel. El sismo hizo tambalear también la estructura de comodidad y conformismo a la que había ajustado mi vida personal, casi sin darme cuenta, con el paso de los años.
Ante aquella tragedia vivida y compartida, nada respondía mejor que la búsqueda de un sentido “a pesar de todo”, esa búsqueda que había aprendido tiempo antes de Viktor Frankl, en la lectura de “El Hombre en busca de sentido”.
Tres años después, en Guadalajara cuando vino Frankl invitado por el grupo de jóvenes “Gente Nueva” en una entrevista le participé mi proyecto de iniciar en México un entrenamiento para formar logoterapeutas. Su generoso interés y entusiasmo, fueron un poderoso motor para llevarlo a cabo y constituyeron la piedra angular de lo que hoy es la Sociedad Mexicana de Análisis Existencial y Logoterapia.
En la conformación del proyecto fueron importantes también, un proceso logoterapéutico personal bajo la guía de Guillermo Pareja Herrera y mi participación en el curso inductivo con Joseph Fabry y en el de Intervención en Crisis, de Elisabeth Lukas.

Una Mirada Hacia el inicio de la Travesía
En mayo de 1989, se presentó una enorme oportunidad de cambio en el Instituto que habíamos fundado, con una orientación general hacia el desarrollo humano.
Era imposible no hacerlo. No dudé, porque me sentía llena del entusiasmo que significaba ofrecer a nuestros alumnos, treinta en ese momento, la alternativa de la logoterapia, nueva en México: una opción que pudiera habilitarnos para descubrir nuevos caminos en la relación de ayuda.
Para apoyar el proyecto con solidez académica incuestionable, acudí a los expertos. Recibí el apoyo del doctor Miguel Mansur, reconocido por muchas generaciones como brillante maestro, riguroso filósofo y sabio en el bienvivir, y de Ernesto Rage, doctor en Psicología y erudito en desarrollo humano.
Iniciamos con un programa que comprendía dos años. Sin embargo, la experiencia diaria fue demandando la incorporación de algunas materias como Intervención en Crisis, Obstáculos al Desarrollo, donde se ve el Proceso, Diagnóstico y Psicopatología y el aumento de dos semestres más para el módulo de Teoría y Práctica de la Entrevista Logoterapéutica.
Estructurar esta materia, Teoría y Práctica de la Entrevista Logoterapéutica, fue un proceso complejo que implicó echar mano de otros modelos para complementarnos.
La supervisión en la práctica con grupos y pacientes, inicialmente se llevaba a cabo en setenta horas; el grupo de asesores nos ha llevado a modificarla hasta doscientas horas, con la idea clara de que este pre-requisito para recibir el reconocimiento como especialistas antes del examen profesional, ayude a consolidar sus conocimientos y a adquirir bases sólidas en la práctica de su profesión.
Para que los alumnos acrediten la terminación de su capacitación, la Junta Académica determinó que cursen un seminario de conocimientos y presenten un trabajo de investigación, que los haga aportar algo a la teoría y/o a la práctica de la logoterapia.
Otra materia que ha llevado buen número de transformaciones, es la de Filosofía de la Logoterapia que con el tiempo ha adquirido solidez en los contenidos temáticos, objetivos buscados, metodología y bibliografía.
El homogeneizar conceptos, categorías, planes y programas de estudio, muestra un avance académico considerable en un sentido cualitativo y planeación educativa. Ha sido una evolución dialéctica en todas las áreas de la formación de logoterapeutas.
En 1998 iniciamos una aventura más: la creación de un medio para promover la difusión, estimular la investigación y crear vínculos con profesionistas y público interesado en este tipo de psicoterapia. Así nació la Revista Mexicana de Logoterapia. Hemos publicado tres números en los que han participado personas de nuestro país y extranjeras, formalizando ahora ya un Consejo Editorial con la presencia de gente destacada en esta materia.
Las investigaciones que se llevan a cabo con los grupos integrados por alumnos del Instituto, se publicarán en este foro.

En Plena Travesía
A once años de su nacimiento, la Sociedad Mexicana de Análisis Existencial y Logoterapia, ha cobrado tal importancia académica en distintos medios, que cada día más universidades, tanto de dentro como de fuera del país, nos piden colaboración en diplomados, talleres y congresos, así como apoyo e intercambio académico.
El Colegio Mexicano de Psicología, superando la añeja opinión de que la logoterapia es una psicoterapia “menor”, nos ha invitado a participar en la asociación acudiendo a reuniones trimestrales y presentando textos para foros de reflexión y discusión.
Hemos establecido una relación fraternal que nos estimula y nos compromete, con algunos centros del extranjero que promueven y desarrollan la logoterapia. Hago mención especial del apoyo recibido de nuestros colegas de Argentina, España, Colombia, Italia e Israel, con quienes ya hemos realizado diversos programas.
En unión con la Asociación Mexicana de Logoterapeutas (AMELO), integrada por exalumnos de nuestro Instituto, formamos un Consejo Técnico-Pedagógico con la idea de mantener la calidad profesional y humana, así como proveer los servicios y apoyos necesarios para la actualización permanente que requieren quienes desarrollan esta profesión y participan en el desarrollo social y comunitario de nuestro país.
La presencia de nuestros alumnos y egresados en centros asistenciales, representa un claro reconocimiento de la labor altruista que han venido desarrollando en atención a personas en busca de ayuda y sin recursos económicos.
SMAEL, ofrece el Diplomado en Logoterapia y la Especialización en Análisis Existencial y Logoterapia; próximamente también el diplomado “El sentido en la pareja”.
Adicionalmente, impartimos en diversas ciudades del país e instituciones, los diplomados de Tanatología, Desarrollo Humano y Sentido de Vida, con un formato académico más ágil, breve y vivencial. Periódicamente desarrollamos talleres sobre Logoterapia, Valores, grupos de Sentido de Vida y de Desarrollo Familiar.

Una Visita Transcendente
En abril de 1996, visité a Viktor Frankl. Esta fue una experiencia que merece mención especial. Debido a que entonces se encontraba enfermo, nos advirtió que le sería difícil concedernos más de veinte minutos. Sin embargo, personalmente nos citó a las 11 de la mañana en su casa de Mariannengasse No.1, en Viena, donde tocamos la puerta justo cuando sonaban las campanas de la hora.
Nos recibió Elly, su esposa, cálida y sencilla como es. Él nos esperaba en la puerta, arreglado con su saco verde tirolés. Nos encaminó a su habitación y se sentó tras su escritorio frente a un ventanal; junto a la cama estaba el oxígeno que le ofrecía apoyo en algunos momentos de su ya larga enfermedad, y un librero que contenía toda su obra traducida a 22 idiomas, así como la de otros autores en relación a su logoterapia. Se sentía especialmente orgulloso de los títulos traducidos al castellano.
De aquel encuentro atesoro estas frases textuales: “yo puedo expresar en pocas palabras: tú promueves la logoterapia, enseñas logoterapia; yo hablo, dicto, escribo y publico sobre logoterapia, lo cierto es que ambos hacemos algo por ella. Cada uno realizamos lo que podemos desde nosotros mismos, tenemos en común nuestra devoción por hacer algo para los demás, por la causa en la que estamos comprometidos. ...lo que puedo decir y afirmar, es que sabiendo que gente como tú y bajo tu guía, los estudiantes encontrarán interés por la logoterapia y el gusto por estudiar mis libros en castellano... ...sabiendo que mi herencia está en tus manos y en las de tus colaboradores, es más fácil para mí morir”... “Espero que esta causa sea trascendente para ti y para mí.”
Este mensaje quedó indeleble dentro de mí, es un acicate que me motiva para desarrollar con mayor entusiasmo esa escuela suya que va creciendo y concretándose cada día más.

Mirando Hacia Nuevos Puertos
Nuestro desafío más importante es tener la mirada siempre puesta hacia adelante, con los pies asentados firmemente en el presente. Sólo así podremos aspirar a un creciente desarrollo de la logoterapia, concretando cada día los pasos necesarios para ofrecer nuestro servicio a quienes lo necesitan. La investigación debe convertirse en una actividad permanente y sistemática.
Porque el sufrimiento es grande y grandes las necesidades humanas de nuestro país, en el horizonte de nuestro trabajo tiene que haber mayores aspiraciones. Nuestros proyectos contemplan la creación de modelos de atención a personas y grupos vulnerables específicos: adictos, enfermos de Sida y terminales, familiares de gente con Alzheimer y víctimas de secuestro o de violencia sexual, padres que han perdido hijos, y jóvenes con tendencias suicidas, entre otros.
Actualmente estamos laborando en temas como un modelo de psicoterapia breve para parejas, con enfoque logoterapéutico; una comunidad indígena, los mazahuas, vista desde los valores que propone Frankl; un modelo para atender a mujeres que están en proceso de divorcio; intervenciones con niños de la calle, desde la logoterapia, tanto para ellos, como para sus dirigentes.
Estamos estudiando la creación de una línea de 24 horas, de atención telefónica para personas en crisis y la facilitación de nuestra especialización en Tanatología y a las áreas educativa, asistencial, pastoral, médica, empresarial, de pareja y familia, entre otras.
Una de las culminaciones de nuestro trabajo, en este sentido, será la creación de un centro de atención comunitaria propio, que sea expresión de la capacidad autotrascendente de quienes transitan por nuestras aulas.
Junto a esas ambiciosas aspiraciones, que en este momento son proyectos gestándose en el corazón y en la mente de quienes trabajamos en el Instituto, podemos anunciar logros concretos que nos estimulan a seguir trabajando.
Al término de este año estaremos ofreciendo el Diplomado en Logoterapia en ocho ciudades del país además de la Ciudad de México. Este diplomado, así como el de Tanatología y otras disciplinas afines, aportan una enorme riqueza para la atención a personas hospitalizadas y familiares de enfermos terminales o incurables. Por eso confiamos en que al igual que los talleres, puedan darse en diferentes ciudades de la República y eventualmente en otros países; será la consecución de nuestros ideales.
La celebración del Primer Congreso Mexicano de Logoterapia, nos llena de satisfacción porque constituye un escenario para el encuentro e intercambio de experiencias, ideas y opiniones en torno a nuestra disciplina y porque de esto se derivará, seguramente, un caudal de aprendizaje que beneficiará con nuestro servicio a los más necesitados.
En México, donde la pobreza, ignorancia, violencia, agresión y desesperanza avanzan haciendo a un lado la tranquilidad y el cielo limpio que todos deseamos, hay mucha gente esperando que alguien pueda acompañarlos en la búsqueda de sentido.
Como personas y como institución, somos el resultado de relaciones humanas valiosas, de enormes esfuerzos, muchas búsquedas y algunos logros. Nos une el entusiasmo ante la propuesta de Frankl y el ferviente deseo de sentido. Nos identifica el tiempo dedicado a la investigación; las alegrías, satisfacciones y noches de insomnio creando y fortaleciendo esta idea que hoy miro fortalecida: la Logoterapia, reconocida como una alternativa viable en México para estudiarla, aprenderla, investigarla y vivirla.
El proceso es ya irreversible: el crecimiento a través de nuevos centros e institutos, con el trabajo de nuestros propios egresados, alimentará en muchos el deseo de conocer más de cerca el pensamiento de Frankl. Su legado no sólo será reconocido en México, sino que aumentará su caudal y benefactora influencia en las personas y en la sociedad de éste y otros países.
Es mucho nuestro entusiasmo y más aún nuestro profundo afecto a Frankl y a su Logoterapia. Esta semilla viva, que nació de una inquietud personal de superación y de una necesidad de búsqueda de sentido, germinó pausadamente y se convirtió —gracias a un equipo comprometido y generoso, interesado en investigar y aprender—, en un inmenso árbol con el que construimos una barca que promete seguir adelante, porque la lleva, vientos favorables y la dirigen muchos navegantes.

 

INICIO .. QUIENES SOMOS .. ARTICULOS .. ACTIVIDADES .. GALERIA .. BIBLIOGRAFIA .. ENLACES .. CONTACTO
Asociacion Iberoamericana de Logoterapia - 2008 - Todos los derechos reservados
Aguaviva DG - Diseño grafico y web
S